Mal aliento infantil: las causas

¿Te gustaría conocer las causas del mal aliento infantil?

El mal aliento infantil o la halitosis, es un problema muy frecuente y que por norma general está atribuido a la falta de higiene bucal de los niños. Pero no solo la falta de higiene es una causa del mal aliento en los niños. La halitosis en los niños es un indicador de que algo está ocurriendo. Generalmente suele estar relacionado con alguna enfermedad o problema dental, en el sistema respiratorio o en el sistema digestivo. Si detectas mal aliento en los niños no dudes en visitar una clínica dentista para niños. 

mal aliento infantil

 

Por lo tanto, muchas veces por mucho que se insista en el cepillado de los dientes antes de ir a dormir y después de cada comida, el mal aliento no desaparece y es una alerta para acudir a visitar a un odontopediatra.

A continuación os contamos las causas más comunes, y quizá sorprendentes, por las que se produce el mal aliento en los niños.

  • Infección sinusal. Cuando los niños se quejan de un dolor de garganta o tienen congestión nasal es muy común que tengan mal aliento. Los problemas sinusales hacen que el líquido se recoja en las fosas nasales, por lo que la garganta será el lugar ideal para que se alojen las bacterias. En consecuencia se producirá un aliento desagradable que no puede curarse solo con el cepillado.
  • Objetos extraños. Otro de los motivos por los que se produce el mal aliento en los niños podría ser porque algo está atorado en sus fosas nasales. Las fosas nasales de los niños son del tamaño adecuado para insertar objetos pequeños por estas, por lo que en muchas ocasiones, cuando los niños exploran e investigan, pueden introducirse accidentalmente traduciéndose en un mal olor del aliento de los niños.
  • Amígdalas inflamadas. Si detecta que su hijo tiene mal aliento, coja una linternata y explore la boca del niño, si las amígdalas están infectadas, es decir, de color rojo, e incluso con pequeñas manchas de color blanco, es necesario que visite al médico. Esas manchas blancas son pus y generan un olor terrible, causando el mal aliento en los niños. Esas manchas desaparecerán con la prescripción de antibiótico por parte del médico.
  • Sequedad en la boca. Es muy importante estar pendientes de la hidratación de los niños, pues muchos de los niños que practican deportes y aquellos que son muy activos, pueden tener sequedad de boca por falta de hidratación, lo que se traduce en mal aliento infantil. No parece muy importante, pero hay que saber que la falta de saliva puede hacer que el diente se llene de sarro y caries. Por lo tanto, por la salud general del niño es recomendable una hidratación constante.
  • Problemas dentales: caries en los dientes y enfermedades de las encías. Muchas veces es inexplicable la aparición de caries y enfermedades gingivales, pues se sigue una correcta higiene bucal y se realiza un buen cepillado. Pero esto muchas veces no es suficiente para deshacerse del olor proveniente de caries o infecciones bucales. Cuando se detecte una caries, por pequeña que sea es momento de acudir al dentista, con el fin de poner solución a la misma y evitar que avance, pudiendo generar problemas bucales más graves.

Por lo tanto, es conveniente estar pendientes del aliento de los niños, pues como se ha citado anteriormente es un indicador clave en la detección de enfermedades. Debemos evitar que nuestros hijos cojan miedo al dentista.