El miedo al dentista, cómo superarlo

La visita más temida por todos: el miedo al dentista

El miedo al dentista es una de las fobias más comunes. Se estima que el 80% de la población tiene miedo al dentista, y de ese porcentaje, un 15% declara tener verdadera fobia, es decir un miedo extremo a los dentistas. Este miedo, común en niños que se le acaban de caer los dientes y adultos, es un miedo que se basa en el temor a lo desconocido y en los tratamientos altamente invasivos. Si a los mayores nos da pavor acudir a una clínica dentista, los niños no son menos por lo que hay que saber cómo superar el miedo de los niños al dentista.

Antes de afirmar que un paciente tiene miedo al dentista es necesario  reconocer los sintomas del miedo al dentista, para seguidamente, establecer las pautas para superar el miedo al dentista.

¿Cuáles son los síntomas del miedo al dentista?

Como comentábamos antes, si los adultos tenemos auténtico pavor, aún sabiendo qué supone ir al dentista, los niños tendrán pánico, pues es algo desconocido para ellos. Los principales síntomas de miedo al dentista son:

  • Llorar nada más llegar a la clínica dentista
  • Buscar protección detrás de los mayores, escondiéndose para evitar sentarse en el gabinete dental.
  • Realizar movimientos que impidan la realización del trabajo del dentista. Negarse a abrir la boca, tumbarse del revés…
  • Incluso, caer enfermos antes de la consulta

Además de estos comportamientos muchas veces se pueden presentar cambios fisiológicos como puede ser taquicardia, sudoración, respiración agitada, llanto incontrolable… Síntomas claros y evidentes de que los niños tienen miedo al dentista.

el miedo al dentista

¿Cómo superar el miedo al dentista?

Lo más recomendable, y no solo para superar el miedo al dentista, sino también para prevenir problemas bucodentales y el mal aliento infantil en los más pequeños, es la visita al dentista desde que le salen los primeros dientes, con el fin de que este se familiarice con el ambiente del consultorio y el dentista. Por lo tanto, la primer recomendación es convertir la visita al dentista en un hábito.

Otra de las formas de superar el miedo al dentista es mediante los regalos y pequeños incentivos, el objetivo de los cuales sea felicitarles por su valentía.

Es conveniente acudir a clínicas que estén especializadas en odontología infantil, es decir, a odontopediatras, pues estos mejor que nadie sabrán tratar las enfermedades dentales de los más pequeños, y tratarles con cariño y paciencia para que no tengan miedo al dentista.

Cuando los tratamientos son largos, como ortodoncias o empastes, se puede jugar en casa a ser dentistas, para que los niños asocien el juego con la realidad y puedan superar el miedo a ir al dentista.

En caso de ser posible, es recomendable que vayan todos los hermanos juntos a la clínica dentista para niños, siendo el mayor el primero en pasar por la consulta, pues los pequeños ven en los mayores un ejemplo a seguir y será más fácil que superen el miedo al dentista. Si esto no es posible, intenta que los niños compartan la sala de espera con otros niños.

Son sencillos trucos que les ayudarán a superar el miedo al dentista y en un futuro se traducirán en una salud bucal perfecta.